Últimos avances tecnológicos en el sector siderúrgico y transformación del metal

El Big Data es el futuro - possehl
La industria siderúrgica no se queda atrás en esta nueva ola de avances tecnológicos. Lo que se ha denominado como la cuarta revolución industrial o industria 4.0 también abarca el sector del metal, debido a que los metales continúan siendo de los principales materiales de uso en todo el mundo.

Las empresas no pueden dejar de transformarse y evolucionar. Muchas de ellas siguen apostando al uso de herramientas de alta calidad, como la plegadora de planchas metálicas. Pero, además, se han incorporado nuevos métodos relacionados con el mundo tecnológico.

El Big Data es el futuro - possehl
Entre los avances que la ciencia y la tecnología han logrado en el sector siderúrgico se encuentran:

Nanotecnología

 

Mucho se ha destacado de la implementación de la nanotecnología en la industria médica, farmacéutica, agrónoma, e incluso en la relacionada con el envasado de productos. Sin embargo, el sector siderúrgico también prevé su aplicación a corto y mediano plazo.

La nanotecnología, entendida como la manipulación de materiales y la creación de estructuras a nivel molecular, ofrece grandes avances en la transformación del metal. El hecho de poder alterar átomo a átomo ciertos metales es un paso gigantesco dentro de la industria. Los resultados podrían resultar excepcionales: fabricación de materiales mucho más resistentes, ligeros y con mayor durabilidad; metales fáciles de manejar, capaces de competir con cualquier otro material, etc.

Las investigaciones y avances son prometedores. Siendo el sector siderúrgico el más solicitado en industrias como la automotriz, o en el desarrollo de infraestructuras y maquinarias, la nanotecnología vendría a ser un impulso mayor. Se espera que, a medida que las empresas se hagan más inteligentes, con mecanismos más avanzados, la nanotecnología no sea solamente un avance prometedor en la industria, sino que abarque la mayor parte de la misma.

 

Big Data

 

Para muchos, el Big Data es el futuro. No solo en la industria del metal, sino en cualquier sector empresarial dado su amplio porcentaje de beneficios. En términos sencillos, el Big Data es la agrupación de grandes cantidades de información que generan las empresas en su día a día. Sin embargo, el éxito radica en la capacidad de análisis que las mismas empresas puedan sacar de dichos datos.

En el caso de la siderúrgica, el Big Data busca a generar beneficios de producción. Por ejemplo, en la transformación del metal, es posible recurrir a informaciones que se han desarrollado en algún momento para generar patrones que permitan, entre otras cosas, tener mejores coladas. También puede abarcar procesos de fundición, logrando que estos sean eficientes y sin ninguna pérdida. El uso del Big Data en el sector del metal va a ser un magnífico avance. Su implementación generaría no solo excelente producción, sino métodos de ventas y comercialización más eficientes.

Realidad Aumentada

 

Un último avance que también genera beneficios en sector siderúrgico y la transformación del metal, es la implementación de tecnologías de Realidad Aumentada. Esta es, básicamente, una tecnología que permite superponer imágenes virtuales en la realidad actual. Viene a ser como una especie de copia de realidad, que permite ser cambiada o expuesta a una serie de factores que, posteriormente, se implementarán.

En el sector siderúrgico, funciona a la perfección para medir el impacto de un proceso y conocer cómo funcionará este, sin llegar a realizarlo. También probar condiciones que resulten extremas para un metal, a fin de conocer los daños o errores que puede tener su producción. Se trata de una tecnología que disminuye, en gran medida, la posibilidad de cometer errores o de que ocurran accidentes.

 

El Big Data es el futuro, no solo en la industria del metal

Las empresas metalmecánicas están en una carrera para adoptar elementos de la industria 4.0, la cual traerá beneficios en tres áreas principalmente:

Productividad: En los próximos 10 años la industria 4.0 será adoptada por más compañías lo que aumentará la productividad en todos los sectores. Las empresas metal mecánicas puede lograr mejoras en productividad del 20 al 30% y las compañías automotrices del 10 al 10%.

Crecimiento de ingresos. La Industria 4.0 también impulsará el crecimiento de los ingresos. La demanda de los fabricantes de equipos mejorados y nuevas aplicaciones de datos, así como la demanda de los consumidores de una variedad más amplia de productos cada vez más personalizados, generará un crecimiento de ingresos adicional.

Empleo. Dado al crecimiento que estimula la industria 4.0 conducirá a un aumento del 6% en el empleo durante los próximos diez años. Y la demanda de empleados en el sector de la ingeniería mecánica puede aumentar aún más, hasta 10% durante el mismo período. Sin embargo, a corto plazo, la tendencia hacia una mayor automatización desplazará a algunos trabajadores poco calificados que realizan tareas simples y repetitivas. Mientras que el uso creciente de software, conectividad y análisis aumentará la demanda de empleados con competencias en desarrollo de software y tecnologías de TI, como los expertos en mecatrónica con habilidades de software.

Los empresarios que se desarrollan en el campo metalmecánico deben comprender cómo emplear tecnologías para ofrecer mayores beneficios a sus clientes. Las tecnologías se pueden aprovechar para la mejora de los sistemas emebidos en red y la automatización, el desarrollo de nuevos productos de software y la entrega de nuevos servicios, como los basados en el análisis.

 

 

Para crear estas ofertas, los empresarios deben establecer las bases correctas:

  • Define qué modelo de negocio aprovechar para tus ofertas mejoradas o nuevas.
  • Construye la base tecnológica, como la base de herramientas para análisis.
  • Desarrolla la estructura y las capacidades organizativas adecuadas.
  • Desarrolla asociaciones que son esenciales en el mundo digital.
  • Participa y da forma a la estandarización tecnológica.

 

Paralelamente, los proveedores de sistemas deben construir una visión basada en escenarios de la evolución de la industria a largo plazo y garantizar que su estrategia los prepare para los escenarios más probables.

Revolución digital: cómo está afectando a las empresas

El cambio tecnológico está creando una serie de nuevas oportunidades y desafíos para la industria metalmecánica, con inteligencia artificial (IA), big data, Internet de las cosas (IoT) y otros proyectos de la Industria 4.0, entre ellos la tendencia actual de automatización e intercambio de datos en la fabricación tecnologías, que tienen un impacto en la forma en que los fabricantes operan, automatizan y siguen siendo rentables.

Según el nuevo informe de la Industria Metalmecánica de Grainger, el 17% de las empresas metalúrgicas cuentan con programas de mecanizado de alta velocidad (HSM) mientras se utilizan equipos de 5 ejes / mecanizado universal y de tareas múltiples, – por ejemplo, torreta doble, molino de torneado- en un 13%, respectivamente. El 10% está utilizando 3D, aditivo para la creación de prototipos, mientras que el 5% lo está utilizando para las piezas del producto.

La automatización también es importante para el trabajo en metal, ya que el equipo de automatización más popular actualmente en uso incluye operaciones desatendidas (18%), herramientas y accesorios de cambio rápido (17%), sistemas de fabricación flexibles (12%) y preajuste de herramientas CNC (12%). Además, el 21% de las empresas están utilizando herramientas de control o gestión de revisión de archivos CAD/ CAM, el 14% confía en sistemas de inventario de herramientas, el 10% utiliza software de verificación de trayectoria de herramientas y el 8% utiliza herramientas digitales.

En este momento, el 48% de las empresas metalúrgicas están preocupadas por saber si sus empresas pueden seguir el ritmo de estos cambios tecnológicos, mientras que el 44% está preocupado por su capacidad para pagar esa tecnología. La mayoría siente que la necesidad de mantenerse a la vanguardia de la tecnología debe equilibrarse con el costo de esas herramientas y plataformas de software.

Tres formas de iniciar conversaciones tecnológicas

Para que las industrias puedan mantenerse al día con las nuevas tecnologías puedan utilizar estrategias para facilitar su adopción como son:

Crea una alineación clara entre la tecnología en cuestión y tu retorno de la inversión. Tu planta necesita esa nueva pieza de maquinaria “conectada” explicando los beneficios, estos pueden proporcionar alertas y comentarios en tiempo real necesarios para reducir el desperdicio, reducir costos y mejorar el servicio al cliente.

La inversión aumentará la rentabilidad. Los algoritmos avanzados están transformando la forma en que la industria manufacturera recopila información, realiza trabajos calificados y predice el comportamiento del consumidor. “Las fábricas inteligentes con sistemas de TI integrados proporcionan datos relevantes a ambos lados de la cadena de suministro con mayor facilidad, aumentando la capacidad de producción en un 20 por ciento”, escribe. “Digitalizar la industria significa un menor costo de producción, plazos de entrega más rápidos y satisfacer de manera más eficiente la demanda de los clientes”. Combinados, estos beneficios dan como resultado un balance más saludable y una mejor retención de clientes.

Involucra a los “campeones” de toda la empresa. Desarrollar capacidades, adaptar procesos y TI, e impulsar el cambio cultural necesario llevará años. Es fundamental proporcionar un liderazgo claro de tu alta dirección, pero igualmente importante es convencer a los principales interesados ​​que necesitarán “ponerse la camiseta”. Una forma de alinear a los campeones en toda la organización es educar a las partes interesadas desde el principio, a través de presentaciones tecnológicas y visitas a centros de innovación.

Es muy importante que las empresas metalúrgicas inviertan de manera sabia hoy con una visión de futuro para ser cada vez más eficientes, rentables y sustentables, no solo en sus operaciones como tal, sino en el impacto que sus operaciones tienen en el medio ambiente, en la salud de sus colaboradores y las comunidades en las que operan.

En Possehl, empresa mexicana dedicada a proveer materias primas de la más alta calidad para las industrias de la siderurgia y fundición, refractaria, cerámica, vidrio, plásticos, pinturas, cosméticos, químicos, construcción, alimentos y bebidas y alimentación animal, estamos comprometidos con nuestros clientes para proveer las materias primas que requieren con el fin de impulsar la reactivación de las industrias y coadyuvar en la recuperación de la economía nacional.