• En 2021, se prevé que el valor de mercado de la industria mexicana de la construcción supere los 120.000 millones de dólares estadounidenses.
  • En febrero de 2021, el valor de producción de la construcción de edificios industriales, comerciales y de servicios en México superó los 4.460 millones de pesos mexicanos.

Para comprender la importancia y las perspectivas para el sector de la construcción en nuestro país, debemos recordar que la industria de la construcción es, sin duda, uno de los sectores principales de la economía mexicana y el más importante en cuanto a valor de mercado en toda América Latina. Este sector atrae una gran cantidad de inversión pública y privada, por lo que los proyectos de construcción de infraestructura son una fuente muy importante en la generación de empleos. Además, este sector demanda insumos de otras industrias, por lo que la construcción también promueve la actividad económica de otros sectores productivos. En 2020, el ramo de la construcción contribuyó con alrededor del 6,7% del producto interno bruto (PIB) de México.

La industria de la construcción se desacelera y retrocede 10 años

 

Francisco Solares Alemán, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), explica que la industria de la construcción se comenzó a desacelerar en 2016 y sus condiciones se agudizaron dos años después, en 2018, pero con la pandemia de Covid-19 la facturación en las firmas del sector se hundió 25%. De acuerdo a datos del INEGI, con el confinamiento causado por la pandemia, los ingresos de las constructoras llegaron al menor nivel del que hay registro y, como actividad industrial, el sector se encuentra en niveles similares a los que tenía en 2011. Si bien la industria de la construcción contribuyó en 2020 con 6.7% del producto interno bruto, esta cifra es ocho décimas menor que en 2019.

 

Inversión pública anunciada y detenida por la pandemia y supuesta corrupción

 

En julio de 2019, el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, anunció un programa de impulso a la economía por 485 mil millones de pesos, en el que además de créditos se contempló una parte para el desarrollo de infraestructura. En noviembre del mismo año se hizo otro anuncio de inversión para el sector por 859 mil 33 millones de pesos, otro en octubre de 2020 por 297 mil millones y otro más en noviembre por 228 mil 60 millones de pesos.

 

Sin embargo, la política y la inversión pública anunciada “no ha avanzado a la velocidad que todos quisiéramos” y la razón fundamental es que no todos estos proyectos que se anunciaron están a nivel de proyecto ejecutivo. Es decir, que ya se puedan empezar a construir. Otros proyectos ya estaban iniciados y son los que están caminando.

 

Por otro lado, el sector de la construcción, principalmente el relacionado a grandes proyectos de infraestructura pública y privada, se ha visto envuelto en señalamientos de corrupción, lo cual, aunado a la pandemia ha ocasionado que este sector haya retrocedido una década como actividad industrial y las empresas que lo conforman ingresan lo mínimo en 15 años, según muestran datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Por su parte, Bimsa Reports señala que, a la desaceleración que empezó a sufrir este sector desde 2016, se sumó el brote de Covid-19 que retrasó la inversión de 221 mil 962 millones de pesos en 2020; además de 333 proyectos que involucran recursos por 33 mil 506 millones de pesos que fueron detenidos del todo, sin que a la fecha haya certeza de que se reactivarán.

 

Impacto de la industria de la construcción en 2020

 

Además de la desaceleración de la industria de la construcción desde 2016, la pandemia causada por el Covid 19 ha causado impactos negativos en este sector, como podemos ver en relación a la variación anual del PIB del sector, el valor de construcción de edificios no residenciales y el impacto en la construcción en 2020, mostrando en los tres casos cifras negativas.

 

Empleados en el sector de la construcción en 2020: 471,508

Empresas en el sector de la construcción en 2020: 25,513

Variación anual del PIB del sector de la construcción en 2020: -17.2%

Valor de la construcción de obras de ingeniería civil en 2020: 121,214 MDP

Valor de la construcción de viviendas en 2020: 55,557 MDP

Variación interanual del valor de construcción de edificios no residenciales en 2020: -26,5%

Impacto de la pandemia en la construcción en 2020; variación interanual de la producción en mayo 2020: -34,2%

Las principales empresas constructoras en México en 2020 fueron: Aleatica, CICSA, México Proyectos y Desarrollos, y PINFRA.

 

Factores que influyen en la recuperación del sector de la construcción en 2021

 

Francisco Solares Alemán, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), afirma que además de la crisis económica causada por la pandemia, también las empresas han aplazado inversiones por temas de confianza. “Hay muchos ejemplos de cambios que se quieren hacer sobre contratos ya pactados”. Por ejemplo, en el tema ferroviario, se busca reducir el plazo de 50 años en la renovación de concesiones de ese sector. Es “un cambio radical y los números ya no van a dar”.

 

Por su parte, Bimsa Reports, empresa especialista en la investigación de información para la industria de la construcción, con más de 60 años de experiencia, reporta que al 31 de marzo de 2021 se tienen identificados 5 mil 110 proyectos de construcción con una inversión de un billón de pesos. Como proyectos potenciales hay 2 mil 773 en el centro del país, 2 mil 610 en el noreste, 2 mil 213 más en el noroeste, 2 mil 571 en la zona oeste y 2 mil 32 en el sureste del país.

 

Para que todos estos proyectos puedan llevarse a cabo y fortalecer la infraestructura del país además de contribuir a la recuperación económica mediante la generación de empleos en el sector de la construcción y los sectores relacionados al mismo, el presidente de la CMIC asegura que, se requiere más inversión pública y mejor distribuida, esto es que no se concentre sólo en los proyectos más grandes; así mismo afirma que es necesaria una mayor agilidad en los procesos, por ejemplo en obras carreteras en donde no se ha resuelto el tema de propiedad de la tierra, el derecho de vía, tal como en ocurre con el Tren Interurbano México-Toluca.

 

Sobre el tema de la corrupción que envuelve y afecta a este sector, Solares Alemán criticó que se mantenga marginadas a las constructoras por presunta corrupción o se les excluya de grandes obras de infraestructura. El hecho de que pudiera haber corrupción, que no lo niega ni lo afirma, en la contratación de un proyecto, no quiere decir que todas las empresas constructoras sean así. Si realmente hubo corrupción en cualquier proyecto público o privado, no se debe parar al sector, sino corregir la corrupción y hacer que paguen los responsables, sean de la iniciativa privada o funcionarios públicos.

 

Perspectivas de recuperación de la industria de la construcción en 2021

 

Desde su retroceso en su recuperación de octubre a diciembre de 2020, la industria de la construcción vuelve a las cifras positivas por segundo mes consecutivo, con un avance del 0.5% en febrero de 2021, de acuerdo a datos del INEGI, aunque respecto a febrero de 2020, la cifra representa una caída de 16.5% y respecto a enero de 2020, en la comparación anual el descenso fue de 18.9%, todo esto a pesar de que el COVID-19 aún no había llegado a México. En febrero de 2021, también hubo crecimiento en el personal ocupado de las empresas constructoras, con 0.4% más que en enero, también incrementaron 0.2% las horas trabajadas, sin embargo, las remuneraciones a los trabajadores del sector se mantuvieron sin cambio.

 

La edificación registró -21.1% en su valor de producción y fue la que mantuvo a flote a la industria entre 2019 y 2020, cuando ya comenzaba la crisis sanitaria. Por otro lado, los edificios industriales, comerciales y de servicios fueron los que más se construyeron en el segundo mes del año. En el caso de los edificios industriales ha habido un crecimiento desde 2020. El aumento del comercio electrónico, así como la firma y puesta en marcha del T-MEC, además de la recuperación de la manufactura, han provocado el crecimiento en la demanda y producción de naves industriales.

 

En 2021, se prevé que el valor de mercado de la industria mexicana de la construcción supere los 120.000 millones de dólares estadounidenses, posicionando a México como el país líder del sector de la construcción en América Latina. La industria brasileña le seguirá en segundo lugar con un valor aproximado de 73.000 millones de dólares.

 

En febrero de 2021, el valor de producción de la construcción de edificios industriales, comerciales y de servicios en México superó los 4.460 millones de pesos mexicanos, representando así una disminución de aproximadamente 26,5% en comparación con el valor de la construcción de edificios no residenciales reportado durante el mismo mes en 2020.

Cabe destacar que el almacén y oficinas ubicadas en Monterrey, Nuevo León comenzaron a operar en febrero 2021. El objetivo estratégico de este nuevo almacén es atender fundamentalmente a las industrias de Alimentos y Bebidas, así como la industria Química ya que la bodega cumple con los estándares establecidos.

Además, esta nueva bodega cuenta con vías para la recepción de las materias primas de uno de nuestros principales proveedores de materiales Searles Valley Minerals Inc., mismos que llegan a través del ferrocarril al tener una espuela con servicio de Ferromex y Kansas City Southern de México, KCSM.

A partir de la alianza con Searles Valley Minerals, nuestro proveedor de Sulfato de Sodio Anhídrido Natural, decidimos realizar mejoras importantes en las oficinas en Cuautitlán Izcalli, Estado de México. Por un lado, la ampliación y adaptación de las oficinas para recibir al personal debido al crecimiento de la operación relacionada al volumen adicional de los productos de nuestro socio comercial. Y, por el otro, la renovación del contrato de arrendamiento con el Parque Industrial donde se ubica la oficina y bodega, hasta el 2024, con el objetivo de mantener la cobertura estratégica que brinda este almacén para atender la zona centro y sur del país.

Si bien tanto 2020 como 2021 han sido años muy complicados para las empresas, las industrias y las familias en todo el mundo, en Possehl no hemos bajado la guardia, seguimos trabajando, día a día, para superar esta crisis, garantizar el suministro de materias primas a las industrias y mantener los empleos de nuestros 80 colaboradores, cuyas familias dependen de sus ingresos.

A pesar de las dificultades que enfrentamos en 2020, fuimos reconocidos en 2021 entre las 101 mejores empresas mexicanas. La iniciativa, Mejores Empresas Mexicanas, (MEM) en su es impulsada por Citibanamex, Deloitte y el Tecnológico de Monterrey y se ha realizado en nuestro país por 11 años.

En el marco del reconocimiento, el Sr. Javier Cortina, Director General de Possehl, dijo que “Para todas las personas que formamos parte de la familia Possehl, es un orgullo recibir este reconocimiento, por segundo año consecutivo, y refrendamos nuestro compromiso de seguir manteniendo los más altos estándares de calidad en la operación de todos nuestros procesos, así como en la calidad de nuestras materias primas para satisfacer la demanda de la industria nacional”.

Así mismo, Possehl, en su mejora continua y como Empresa Socialmente Responsable, cuenta con una participación activa en iniciativas sociales que busquen garantizar el bienestar familiar y social. En 2020, en medio de la pandemia, decidimos desarrollar un proyecto en conjunto con la Cooperativa Huizache, integrada por 70 familias artesanas de varias regiones de Oaxaca, con la idea principal de apoyar e impulsar directamente y sin intermediarios, el trabajo y obras de los artesanos mexicanos. El proyecto consistió en la elaboración y producción de piezas alfareras de barro negro, caladas y hechas a mano por los artesanos de San Bartolo Coyotepec, las cuales enviamos como regalos a nuestros socios comerciales con motivo del fin de año.

También apoyamos otras iniciativas como la carrera-caminata de CONFE, Confederación Mexicana de Organizaciones en Favor de la Persona con Discapacidad Intelectual, A.C. con un donativo anual en donde nuestro personal participa activamente. Así mismo brindamos apoyos a la sociedad afectada por desastres naturales con el envío de suministros y mantenemos campañas permanentes al interior de la empresa para crear una mayor consciencia sobre la responsabilidad ecológica y el cuidado del medio ambiente.

En Possehl seguiremos trabajando en 2021 sin tregua, para impulsar la reactivación de las industrias que permita generar los empleos perdidos durante la pandemia y que las familias mexicanas recuperen su estabilidad económica y su tranquilidad.