La pandemia causada por el Covid 19 afectó la economía global en 2020 y 2021. Todos los sectores productivos se vieron afectados y la construcción se contrajo un 15% durante 2020, impactando en muchos subsectores que dependen de la construcción y causando la pérdida de millones de empleos. En el caso de México la variación anual del Producto Interno Bruto (PIB) del sector de la construcción disminuyó en 17.6% en 2020 y tuvo una leve recuperación en 2021 del 7.7% respecto a 2020.

Aumento en los costos de construcción

Debido al paro de actividades productivas hubo escasez de materiales por lo que aumentaron los costos y la inestabilidad laboral afectó la disponibilidad de mano de obra. Estos factores provocaron un incremento en los costos de construcción los cuales se estima que puedan estabilizarse hacia el segundo semestre de 2022, lo que implicará una reactivación lenta, principalmente en los proyectos de mayor alcance e inversión.

 

Perspectivas para el crecimiento del sector de la construcción

A pesar de la recesión que se vive como consecuencia de la pandemia, el Banco Mundial prevé que casi todos los países latinoamericanos comenzarán a recuperarse en 2022, estimando un crecimiento de 2,8% este año y de 2,6% en 2023.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) augura una subida del 3,3% en el Producto Interno Bruto (PIB) en México para 2022, en donde el sector de la construcción tendrá un papel importante ya que nuestra economía es muy dependiente del mercado de la construcción y todas las obras que se interrumpieron por la pandemia se han activado o lo harán pronto.

Pese a que en México experimentó un desplome del 17.2% del PIB anual el año pasado, Luis Miguel Herrera, director de negocios de Procore Latinoamérica, afirma que no hay industria mejor preparada para el desafío de la reactivación, que la construcción. Por su parte, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), pronostica que la construcción crecería cerca del 5% en 2022. De acuerdo con Bimsa Reports, hay 5 mil 110 proyectos identificados con una inversión de un billón de pesos en el país.

Incentivos económicos para la reactivación

Durante 2021 el Banco de México bajó las tasas de referencia, pasando de 7.5% a 4.3%. De esta forma las instituciones financieras lograron ofrecer esquemas hipotecarios que benefician la compra de vivienda o mantener los créditos existentes. En cuanto a las rentas de viviendas y otros inmuebles, las tasas se mantuvieron y se estima que permanezcan así durante 2022.

Para asegurar una recuperación sostenida en el sector de la construcción, es importante conocer y aprovechar las tendencias para 2022.

 

Sostenibilidad en la construcción

La Comisión Nacional de Vivienda (CONAVI) reporta que el sector de la construcción en México es responsable del 50% de las emisiones contaminantes. Para que las empresas constructoras sigan siendo exitosas y rentables, deben satisfacer a los clientes, que cada vez más buscan desarrollos que cumplan con criterios de sostenibilidad y también, deben cumplir con las leyes y regulaciones de cada país, las cuales se han vuelto más estrictas en cuanto al uso eficiente de los recursos y el cuidado del medio ambiente.

Cemex, una de las empresas del sector de la construcción más importantes en México, se ha propuesto reducir sus emisiones de dióxido de carbono en un 40% para el año 2030, procesando sus residuos para convertirlos en combustibles alternativos. Por su parte, la empresa multinacional Holcim, especialista en materiales de construcción, afirma que invertirá millones de dólares en los próximos años para aplicar políticas sostenibles en sus procesos.

 

Rascacielos y sostenibilidad en la construcción

Debido a la creciente preocupación por el cambio climático y la sostenibilidad, en 2018, 455 millones de toneladas de residuos de construcción y demolición fueron redirigidos a mercados como el de áridos, composta y combustibles, entre otros. Esto puede ayudar a las empresas de construcción, ya que los materiales sostenibles reducen los costos, al tiempo que disminuye la demanda de nuevos materiales en la cadena de suministro y beneficia al medio ambiente.

Hoy en día las empresas constructoras están utilizando materiales como paneles sándwich de Lana de Roca, Poliuretano (PUR) o poliisocianurato (PIR), así como materiales reciclados, y también reutilizan el agua, y aprovechan la energía geotérmica y solar, entre otras para que sus procesos sean más amigables con el ambiente y que las construcciones sean energéticamente eficientes.

Tanto en viviendas particulares como en los grandes edificios cada vez más se utilizan productos como el vidrio de aislamiento para mantener una temperatura interior agradable, reducir el uso de aires acondicionados o calentadores, y para reducir el ruido del exterior. También se están empleando cada vez más sistemas para la captación del agua de lluvia, y para el tratamiento y reciclado del agua.

 

Ciudades Inteligentes (Smart cities) y Eficiencia energética

El concepto de Ciudades Inteligentes ha sido muy bien recibido por la sociedad mexicana. La Ciudad de México, Sao Paulo en Brasil y Buenos Aires, Argentina, son las ciudades inteligentes más importantes en Latinoamérica. El sector de la construcción debe aprovechar esta tendencia en 2022 y tener en cuenta la eficiencia energética, la habitabilidad, las telecomunicaciones, el transporte sostenible, las técnicas industriales en la obra civil y residencial, entre otras.

Un edificio inteligente puede llegar a ahorrar un 30% en energía eléctrica y agua, y además disminuye hasta en un 35% la emisión de gases de efecto invernadero.

 

Construcción sostenible

Un ejemplo exitoso de una Ciudad Inteligente es el municipio de Maderas (Querétaro), en donde IQ Smart City construyó 30.000 viviendas, edificios de empresas, colegios, centros comerciales, áreas recreativas; toda una ciudad basada en la tecnología y la construcción inteligente para aprovechar mejor los recursos disponibles y mejorar la calidad de vida de las personas. Otras ciudades como Tequila, en Jalisco, aprovechan el concepto smart para potenciar el turismo.

Las Ciudades Inteligentes requieren un uso masivo y eficiente de los datos para funcionar con eficiencia.

 

Digitalización y big data en la construcción

Según un estudio de la empresa SAP y Oxford Economics, el 35% de las empresas de la construcción tiene como prioridad mejorar la satisfacción del cliente, pero sólo el 34% de ellas saben qué quiere el cliente. El sector de la construcción debe mejorar su digitalización y el uso del big data para que sean más seguras, flexibles y eficientes.

Para asegurar el éxito en el sector de la construcción es necesario automatizar todas las tareas posibles para mejorar la toma de decisiones, reducir los costos y prevenir riesgos en los proyectos e incluso riesgos laborales. El uso del Big Data puede incrementar exponencialmente la productividad de las compañías que hagan buen uso de la Construcción 4.0, para lo cual requerirán personal especializado en digitalización y análisis de Big Data.

 

Nichos de mercado: La remodelación y el desplazamiento

Debido a la pandemia, muchas personas dejaron las oficinas y continuaron trabajando desde casa. El trabajo en línea, o home office, ha despertado el interés de las personas para hacer sus hogares más agradables, confortables e incluso adaptarlos para el trabajo en casa. Esto favoreció el incremento en créditos para remodelación residencial y la compra de mobiliario de oficina por particulares.

De igual forma las empresas han comenzado a redimensionar sus espacios físicos, a remodelar sus instalaciones y a replantearse hasta qué punto es necesario un espacio físico, ya sea propio o alquilado, para desarrollar sus operaciones. Con el aumento del Comercio electrónico, muchas empresas han optado por cerrar tiendas físicas, lo cual ha significado un ahorro importante en rentas, servicios, sueldos y prestaciones. 

También, debido a la pandemia, el sector inmobiliario tuvo un incremento en la compra y renta de segundas casas en el campo o en la playa y se estima que este crecimiento se mantenga durante 2022.

 

Clientes más exigentes, más conscientes.

Hoy en día los consumidores actuales buscan calidad, comodidad diseños atractivos, y construcciones sostenibles, que sean eficientes energéticamente y que los desarrollos estén pensados en ellos, que sean funcionales, sostenibles, e inteligentes. Además, los clientes buscan un servicio de excelencia, ágil, sencillo y que cumpla con los tiempos de entrega.

 

La tecnología, un aliado indispensable

En los últimos dos años, debido al incremento del trabajo en casa, muchas empresas inmobiliarias han aprovechado la tecnología (Prop Tech) para posicionarse mejor y llegar más fácilmente a los clientes.

Gracias a las tecnologías, han podido desarrollar soluciones para inversión, realidad virtual, análisis y manejo de datos que facilite la valoración y tasación, soluciones para la gestión y administración de alquileres y también desarrollando portales y Marketplace para facilitar la compra, venta y alquiler de los inmuebles.

 

Recurso hídrico

Con el objetivo de optimizar este vital recurso y hacer mayores esfuerzos en las acciones dirigidas a mejorar la distribución y manejo del agua, el sector de la construcción cada vez está más involucrado en el cuidado del agua y su tratamiento, así como en el ahorro, reducción de consumo, eficiencia de uso, disminución de fugas, sistemas de distribución eficientes, reutilización, entre otras acciones.

AquaCell, QuickStream y Novafort son nuevas tecnologías y propuestas de empresas como Amanco Wavin para enfrentar el desafío del agua en términos sistemas de captación de lluvia y sistemas de drenaje eficientes para desarrollar entornos más saludables y sustentables.

 

Productos y servicios que ofrece Possehl a la industria de la construcción

Possehl es una empresa mexicana líder en la comercialización de materias primas, atendiendo 13 industrias, entre ellas la construcción con productos como:

Cementos aluminosos: El cemento aluminoso, es un tipo de cemento con un alto contenido de aluminato de calcio, en cuya fabricación se emplea caliza y bauxita. Se utiliza para la fabricación de morteros, hormigones, aluminio, vidrio y concretos refractarios. No puede utilizarse en construcción común, ya que, a temperatura ambiente en su forma hidratada se descompone, perdiendo toda su resistencia.

Silica Fume: La silica fume, o microsilica, es un producto inorgánico de gran finura obtenido durante la fabricación de silicio metálico y ferro silicio. Está compuesto por dióxido de silicio amorfo. Se utiliza en la producción de materiales refractarios y mezclas para concretos, mejorando su dureza y resistencia. Su principal característica es el tamaño diminuto de su partícula, lo que ayuda a que los materiales, como el cemento, sean más compactos y menos permeables.

Además de ofrecer a las industrias mexicanas insumos de la más alta calidad, en Possehl nos enorgullecemos de contar con personal altamente capacitado para brindar a nuestros clientes soluciones logísticas integrales a través de nuestra propia flotilla de camiones, para asegurar el suministro de las materias primas a costos competitivos, además de asistencia técnica, servicio postventa y alternativas de financiamiento adecuadas a sus necesidades.