Si bien la pandemia afectó severamente a la mayoría de las industrias en el país, la industria cosmética podría tener una recuperación en 2021, según afirma la Cámara Nacional de la Industria de Productos Cosméticos (Canipec) que anticipó que podrían cerrar con un crecimiento del 10% en ventas, al sumar 200,000 millones de pesos, en comparación con la baja del 4.5 anual en ventas registradas en 2020.

Carlos Berzunza, director general de la Canipec, dijo: “Nuestra expectativa es que este mismo año recuperemos lo que se perdió, el sector de cuidado personal valía en 2019 los 198 000 millones de pesos, en 2020 cayó a 189 000 millones y lo que estamos esperando es cerrar 2021 muy cercanos a los 200 000 millones de pesos”, lo que representa un alza del 10% a finales de 2021.

 

Según datos de Euromonitor, el mercado está liderado por Mary Kay, con el 19,1 % de participación de mercado, Natura con el 11,4 % y L’Óreal con el 10,8 %. Sin embargo, la industria se enfrenta a un grave problema de piratería en línea, ya que hasta el 90 % de los cosméticos que se venden online son piratas. La Canipec alertó que por lo menos el 25 % de las personas compraron cosméticos, lociones y perfumes en el mercado informal. La Canipec estimó que el mercado negro equivale al 5 % de la industria, lo que representa unos 450 millones de dólares.

POSSALC
Tendencias de la industria cosmética para 2022

 

Con los problemas mundiales relativos al cambio climático y gracias a una mayor consciencia de la población en torno a la importancia de cuidar el medio ambiente y la salud de las personas, la industria de la cosmética vegana ya no solo es una moda sino una necesidad por lo que la cosmética vegana va al alza.

 

De acuerdo a un estudio realizado por la Grand View Research, el mercado de la cosmética vegana podría alcanzar los 20,800 millones de dólares (17 624 millones de euros) en 2025, con una tasa de crecimiento anual del 6,3%. Esto se debe en parte al aumento de la demanda liderado por los millennials que están modificando los patrones de consumo.

 

En los últimos años ha crecido considerablemente el deseo por adquirir productos de belleza ‘cruelty free’, esto es que no sean probados en animales, aunado a una mayor conciencia por la salud y el bienestar, así como a un mayor respeto por el medio ambiente por lo que los productos de belleza producidos con ingredientes naturales como los procedentes de las plantas y los basados en minerales son cada día más populares en la industria, según indica el informe de la Gran Review Research. De acuerdo a esta tendencia, se prevé que, en Estados Unidos, el mercado de la cosmética vegana supere el valor de los 3,160 millones de dólares (2 677 millones de euros) en 2025.

 

Las marcas que ofrecen productos de belleza veganas y de corte ‘cruelty free’ han ganado popularidad en los últimos años y han expandido su mercado considerablemente al dejar de lado los ingredientes procedentes de animales o testados en ellos, tales como Kat Von D, Too Faced, Urban Decay y Fenty Beauty by Rihanna liderando el movimiento.

 

Empresas cosméticas de culto como Milk Makeup se declaró 100% vegana el pasado mes de marzo, después de eliminar productos procedentes de animales como la miel, la cera de abeja o el colágeno de sus fórmulas. Por su parte, la firma de papelería Crayola lanzó esta semana una línea de belleza vegana en colaboración con Asos.

 

Cosméticos al alza y a la baja durante la pandemia

 

Entre las categorías de productos cosméticos y de cuidado personal que muestran recuperación tras la pandemia, ya sea porque las empresas aplicaron estrategias de mercado para afrontar la crisis y porque se adaptaron a las necesidades actuales de los consumidores, están los productos de cuidado personal de aplicación en casa. Esto se debe principalmente a que los consumidores preferían quedarse en casa y continuar con sus rutinas de belleza y cuidado personal para evitar el riesgo de contagio de Covid. Por otro lado, las plataformas de comercio electrónico aceleraron la compra de productos cosméticos vía internet.

 

De acuerdo con el reporte de tendencias de Belleza en México de enero a marzo de 2021 de la firma de investigación de mercado The NPD Group, el maquillaje ha sido la categoría más afectada durante la pandemia, mientras que el rímel ha sido un producto que se ha mantenido y ha tenido un crecimiento de 1,0 puntos, y las sombras para ojos también tuvieron un crecimiento de 1.8%, lo anterior debido a que, el uso del cubrebocas oculta gran parte de la cara, dejando sólo los ojos a la vista.

 

La misma consultora señala que las fragancias tuvieron una caída del 52% mientras que la industria de la belleza de lujo tuvo una contracción acumulada del 47%. Esta caída se debe principalmente a que la pandemia afectó los ingresos de los consumidores y esto los orilló a buscar productos con una mejor relación entre calidad y precio.

Perspectivas de la industria cosmética en México

 

Pese a la adversidad económica y al confinamiento derivado de la pandemia, la industria cosmética mexicana aún ocupa el tercer lugar en términos de producción de cosméticos a nivel mundial, sólo superada por Estados Unidos y Brasil, de acuerdo a cifras de la Secretaría de Economía. La industria cosmética en México, aporta el 0.7% de lo que se produce en la industria manufacturera y el 4.2% del Producto Interno Bruto de la industria química.

 

Según el informe de Statista, el gasto por persona en México en productos cosméticos en 2017, ascendió a 176 pesos frente a los 162 pesos en 2016, y se estimó que para el 2020, el gasto anual promedio en este tipo de productos creció a 6,373 pesos.

 

Aunado a lo anterior, la venta de productos cosméticos y de cuidado personal, en línea, tuvo in incremento significativo, según datos de la Asociación Mexicana de Ventas de Productos Online (AMVO), que afirma que el interés por adquirir productos cosméticos y de cuidado personal, en línea, aumentó un 11% durante la pandemia.

 

Instituciones que agrupan a la industria cosmética en México

 

La CANIPEC está conformada por la Cámara Nacional de la Industria de Productos Cosméticos y por la Asociación Nacional de la Industria de Productos del Cuidado Personal y del Hogar A.C. que agrupa a las principales compañías productoras y distribuidoras en México representando así por parte de la Cámara, un 80% del mercado formal y un 50% por parte de la Asociación.

 

La CANIPEC tiene como misión impulsar el bienestar de las personas, uniendo a la industria que les brinda productos de cuidado personal y del hogar, para que ésta pueda atender sus necesidades de hoy y mañana.

 

Leyes y Normas que regulan a la industria cosmética en México.

 

En 2014 se promovió en México un proyecto de ley denominado NORMA OFICIAL MEXICANA PROY-NOM-259-SSA1-2014, PRODUCTOS Y SERVICIOS, BUENAS PRÁCTICAS DE FABRICACIÓN EN PRODUCTOS COSMÉTICOS, el cual fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el 20 de enero de 2015.

 

El proyecto fue promovido por MIKEL ANDONI ARRIOLA PEÑALOSA, Comisionado Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios y Presidente del Comité Consultivo Nacional de Normalización de Regulación y Fomento Sanitario, con fundamento en los artículos 39, de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal; 4, de la Ley Federal de Procedimiento Administrativo; 3, fracciones XXII y XXIV, 13, apartado A, fracción I, 17 bis, fracción III, 17 bis 2, 194, fracción I, 197, 269 y 270, de la Ley General de Salud; 38, fracción II, 40, fracciones I, III y XI, 41 y 47, fracción I, de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización; 28 y 33, del Reglamento de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización; 1, fracciones, XX y XXII; 27, 29, 30, 31, 32, 33, 34, 35, 37, 38, 39, 187, 188, 189, 190, 191, 192, 193, 194, 195, 196 y 196 bis, del Reglamento de Control Sanitario de Productos y Servicios y 3, fracciones I, literal e y X y 10, fracciones IV y VIII, del Reglamento de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios.

 

Esta Norma establece los requisitos mínimos necesarios de las buenas prácticas del proceso de fabricación de productos cosméticos, así como las Buenas Prácticas de Fabricación, relativas al conjunto de lineamientos y actividades relacionadas entre sí, destinadas a garantizar que los productos cosméticos elaborados tengan y mantengan las características de calidad requeridas para su uso.

 

En cuanto a los productos Cosméticos, define las sustancias o formulaciones destinadas a ser puestas en contacto con las partes superficiales del cuerpo humano: epidermis, sistema piloso y capilar, uñas, labios y órganos genitales externos, o con los dientes y mucosas bucales con el fin exclusivo o principal de limpiarlos, perfumarlos, ayudar a modificar su aspecto, protegerlos, mantenerlos en buen estado o corregir los olores corporales o atenuar o prevenir deficiencias o alteraciones en el funcionamiento de la piel sana.

 

También establece los criterios para los envases primarios, el recipiente o envoltura que contiene y está en contacto directo con el producto, conservando su integridad física, química y sanitaria. El envase primario puede estar contenido en un envase secundario. Y la capacitación, ya que el personal involucrado en el proceso de los productos debe recibir capacitación en Buenas Prácticas de Fabricación para desarrollar las habilidades apropiadas a sus responsabilidades y actividades.

 

Esto, entre muchos otros aspectos que considera la Norma Oficial Mexicana para garantizar que los productos cosméticos y de cuidado personal sean aptos para uso humano y cumplan con lo criterios establecidos en la legislación.